Más de 35 años de teatro

No es tan fácil

Pues no, no es tan fácil desenamorarse. Tampoco es sencillo explicar la dificultad que entraña algo que forma parte de la experiencia de casi todos nosotros. Lo cotidiano, lo que protagoniza la pequeña historia de cada uno, sólo tiene una explicación aparentemente sencilla cuando ni siquiera nos planteamos el porqué. Si lo hacemos… surgen las dudas, los matices, las contradicciones y acabamos dando vueltas a esos mismos temas que parecían tan obvios. Es más fácil obsesionarse con algo cotidiano que con una cuestión de las consideradas transcendentes y nuestras pequeñeces son también nuestras tragedias.

Light Dark

(C) Teatro Verea 2012